Como hacer cosas con palabras

John Austin

“Cómo hacer cosas con palabras” es el título de una obra del británico John Langshaw Austin, publicada de manera póstuma en 1962.

Se basa en las exposiciones que dio el Prof. J. L. Austin en la Universidad de Harvard en el marco de las “Conferencias William Jones”.

Los contenidos de las presentaciones fueron compiladas por un grupo de alumnos y amigos dando forma a este libro con el título original de “How to do things with words” .

De este cito, extractando de la “Conferencia 1”

Lo que habré de decir aquí no es difícil ni polémico; el único mérito que quisiera reivindicar para mi exposición es que es verdadera, por lo menos en parte. El fenómeno que examinaré es muy difundido y muy obvio, y sería imposible que otros no lo hubieran advertido, al menos ocasionalmente. Sin embargo, no he visto que se le preste atención de manera específica.

J. L. Austin es reconocido como uno de los filósofos que más ha contribuido en la época moderna a lo que conocemos como filosofía del lenguaje.

Es a partir de sus ideas que podemos decir que se sientan las bases del nacimiento de la actual teoría de los actos de habla.

De hecho, esta se convirtió en una contribución importantísima que posteriormente dio lugar a gran parte de la lingüística pragmática contemporánea.

En esta serie de conferencias J.L. Austin continúa los trabajos y pensamientos de varios filósofos, como los del austríaco L. Wittgenstein, quien ya había postulado al “habla” como juegos del lenguaje.

Los actos del habla

Austin aborda al habla de una manera innovadora, dejando de lado la visión totalmente descriptiva del lenguaje y presentando su caracterización de 2 tipos de enunciados bien diferenciados: el enunciado realizativo y el enunciado consttativo.

Para él, un enunciado realizativo es aquel en el que el texto de la frase coincide con la ejecución de una acción.

El enunciado constatativo, en cambio, describe un proceso, pero sin que su enunciación cumpla el acontecimiento que describe, lo veremos más claro con un ejemplo:

  • te nombro general (realizativo, por realiza la acción que enuncia)
  • lo nombró general (constatativo)

A lo largo de su investigación prestó especial atención de la manera en que las condiciones y los contextos afectan a los enunciados.

De esta forma elaboró una categorización de las diferentes maneras en que podemos “hacer” cosas al “decir” algo.

Lamentablemente la muerte de Austin dejó inconclusos sus trabajos.

Sobre este tema aparecerá prominentemente la figura de J. Searle para dar una vuelta más de tuerca a lo que conocemos como Actos del habla.

Pero eso lo dejamos para otra entrada.

Comentarios a través de Facebook