El fin de la eternidad – Isaac Asimov

El fin de la eternidad

Año 1º edición: 1955

Cuenta el propio Asimov que se le ocurrió la idea del argumento en 1953 pese a no consiguió publicar la novela hasta 1955.

La historia está basada en la existencia de la Eternidad, una cultura que trasciende los siglos y que es habitada por hombres que se hacen llamar Eternos (no porque vivan siempre, sino porque pertenecen a la Eternidad).

Esta sociedad atemporal se encarga de entrar y salir del tiempo normal ya sea para reclutar adeptos o para hacer pequeños cambios en la realidad que redundaran en beneficio de la humanidad.

Dentro de la Eternidad los hombres se dividen en castas dependiendo de la función que ocupan y al hablar de hombres, en este caso, lo hago de forma literal ya que en la Eternidad no hay mujeres… bueno, aparece una que da soporte y oportunidad a la subtrama romántica y, también, a la trama desencadenante de los acontecimientos conflictivos.

Creo que el personaje principal no ha logrado atrapar tanto como otros del mismo autor, pero la verdad es que cumple su cometido pese a que no está muy explicado el aspecto psicológico que lo lleva a actuar contra la organización a la que pertenece.

Como amante de las novelas de viajes en el tiempo, no puedo definir la novela de otra forma que como una genialidad.

Esta escrita de forma simple y, recordando que es del 55, podemos perdonarle la forma en que describe a las computadoras o a la existencia de libros microfilmados. Asimov no deja de ser un miembro del siglo pasado y tampoco podemos pedirle que predijera los avances que tenemos hoy que, por cierto, bastante ha hecho.

La novela se lee fácil y rápido en el tono ameno al que nos tiene acostumbrados el buen Doctor.

Es de destacar que la primera versión en forma de cuento fue rechazada por la revista Galaxy Science Fiction y por lo que Asimov decidió convertirla en novela, presentándola posteriormente a la editorial Doubleday, quien finalmente la acepto y la publicó en 1955.

Para mí este libro no solo es recomendable sino también, imprescindible.

[Inicio de Peligro de Spoiler]

Sabiendo que la Triología de la Fundación se comenzó a publicar en 1951 y que la trama de El Fin de la Eternidad toca el tema de la decisión de los viajes en el tiempo y los viajes interestelares como algo excluyente, me hubiera parecido justo considerar que el Fin de la Eternidad es la verdadera precuela de la Saga de la Fundación.

[Fin de Peligro de Espoiler]

COMENTARIOS EN FACEBOOK