Necesito un cambio

Necesito un cambio

¿Dónde debo estar?

Puede que algunos no lo crean, pero no siempre es fácil definir la situación deseada. Por lo menos no lo es para todo el mundo.

Hay veces que el cliente se encierra en el concepto de «necesito un cambio» y se queda debatiendo en círculos esa idea. Y por eso no se mueve.

Sabe que necesita cambiar algo, pero le cuesta verbalizar cúal es ese cambio.

¿Hacia dónde vamos?

En el paso anterior hemos definido la situación inicial. Y hasta le hemos puesto un nombre.

Ahora hay que ponernos en movimiento, pero antes de dar el primer paso hay que definir el destino. 

Hay que señalar el lugar al que vamos, aunque sea cercano al punto de partida, eso no importa. 

Aunque no parezca un gran avance, no importa. Debemos definir un punto distinto al de partida. 

No podemos movernos en ninguna dirección si no elegimos una dirección. 

No basta el «no quiero estar mas asi«. Es necesarios definir dónde o cómo quiero estar.

Y no siempre es fácil de verbalizar.

Usemos la imaginación

Si se hace tan difícil expresarlo, podemos empezar narrando la forma ideal de la situación deseada. 

Podemos usar la imaginación y visualizarnos como queremos vernos. Incluso como queremos que nos vean los demás. Es un buen punto de destino.

Tenemos que definir: destino y tiempos.

Teniendo un destino y un tiempo para alcanzarlo será necesario reflexionar sobre si podemos conseguirlo con los recursos con los que contamos «¿me falta aprender algo?» es una pregunta válida. «¿necesito ayuda?», «¿de quien? 

Hay infinidad de preguntas que deberemos hacernos mientras estamos en las sesiones. 

Yo te ayudaré con las preguntas. Y tú debes trabajar en las respuestas.

Sin miedos, sin prejuicios. Con paciencia. Debes darte permiso para dudar.

Olvidarte de castigarte «¿como es posible que no pueda encontrar las respuestas?» Es una recriminación común.

Tal vez no estamos haciendo las preguntas correctas. Yo te ayudaré a buscarlas.

Seguro que iremos encontrando las preguntas adecuadas que te traerán las respuestas que necesitas.

Evaluación continua

Con cada una de las respuesta evaluaremos los recursos con los que cuentas y las herramientas necesarias para conseguir el objetivo fijado en el tiempo estipulado.

Y puede ser que nos demos cuenta que debemos replantear el objetivo o los tiempos. O ambos. 

Quizás debas ser más ambicioso en lo que aspiras o tal vez menos.

Da igual. Encontrarás el objetivo y el tiempo adecuado adecuado para alcanzarlo.

Y deberás definir el momento en que te darás cuenta que lo has conseguido.

  • ¿Cómo me daré cuenta de que lo he conseguido?
  • ¿Cómo se darán cuenta los demás que lo he conseguido?
  • ¿Cómo será ese momento? 

Hay que definirlo, porque ese momento llegará.

Vamos a su encuentro.

COMENTARIOS EN FACEBOOK